Está utilizando una versión antigua de Navegador que pronto no será compatible. Algunas características de este sitio web pueden no funcionar correctamente. Actualiza a un navegador moderno, como el Google Chrome para disfrutar de toda la experiencia!.

¿Por qué NO debemos omitir la entrevista en el proceso de Atracción y Selección de Talento?

Si bien hoy en día existen herramientas maravillosas que nos hacen la vida más fácil, ahorrándonos valiosas horas de nuestro día en la evaluación de pruebas psicométricas y dándonos el porcentaje de compatibilidad del candidato con el puesto ofertado; existen elementos dentro de nuestro proceso de selección que no debemos pasar por alto, como la Entrevista Laboral.

 

 

La entrevista es una herramienta de selección de personal, que permite a ambas partes (entrevistado y entrevistador), conocer distintos aspectos de interés; por una parte el entrevistador cuenta con más elementos que le permiten evaluar de forma presencial: habilidades, potencial, comunicación (lenguaje no verbal), actitud, compatibilidad con la cultura organizacional y competencias de cada uno de los entrevistados. Por otra parte, el candidato tiene la oportunidad de resolver dudas, conocer los desafíos del puesto y todo lo referente a la remuneración económica.
 
Es aquí donde ambas partes convergen para realizar una valoración, si realmente es la persona que necesita la organización y si cuenta con los requerimientos necesarios para cumplir las actividades y desafíos del puesto; mientras que la otra parte analiza si la empresa le puede brindar la oportunidad de desarrollo que desea, y si este es el lugar en el cual quiere pasar más de ocho horas al día.
 
De aquí la importancia de convertir la entrevista laboral en una etapa crucial de nuestro proceso de selección, ya que nos permite cotejar los elementos técnicos y psicológicos con la información obtenida durante la entrevista, así como analizar las conductas de los candidatos para realizar una evaluación de sus competencias, mediante escalas de criterios conductuales, dándole una valoración del 0 a 4 por ejemplo, donde 0 significa que no cuenta con dichas habilidades y 4 que su dominio con relación a esa conducta en específico es excelente.
 
Al término de la entrevista, es recomendable realizarse las siguientes preguntas que ayudarán a tener una visión más amplia del candidato y una valoración más objetiva.

También, como un complemento al proceso de entrevistas, se sugiere involucrar a los candidatos en el rol del puesto antes de la contratación, esto como un mix estratégico entre los psicométricos, las entrevistas y la participación del prospecto; o bien, se pueden consultar algunas estrategias creativas para encontrar al mejor Talento, las cuales  impulsarán el proceso de Atracción y Selección dependiendo del perfil deseado.

Recuerda

Es importante considerar que no sólo podemos quedarnos con la evaluación del conocimiento y las competencias, también debemos saber lo que los candidatos piensan, desean, necesitan y esperan encontrar o alcanzar a través del trabajo. 

   

Acerca del Autor

 

 

¡Si te gustó comparte!

Conectemos al Talento con tu Negocio