fbpx Skip to content
conoce-la-nueva-reforma-a-ley-federal-del-trabajo-teletrabajo
Compartir

Regístrate

Mantente actualizado con las últimas noticias relacionadas con Capital Humano.

¿Qué no se ha dicho ya sobre el teletrabajo en esta cuarentena? Podríamos pensar que todo está dicho: desde los modelos laborales que implementan home office permanente para continuar las laborales, hasta las afectaciones que el trabajo a distancia ha provocado; sin embargo, no es así.

Apenas el lunes 11 de enero de este tan esperado 2021, una publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) viene a poner las cartas sobre la mesa sobre algunos asuntos torales en materia de trabajo a distancia. Veamos pues algunas de ellas.

¿Qué es el teletrabajo?

A continuación, la definición del reformado Artículo 311 de la Ley Federal de Trabajo:
“Trabajo a domicilio es el que se ejecuta habitualmente para un patrón, en el domicilio del trabajador o en un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el trabajo.
Si el trabajo se ejecuta en condiciones distintas de las señaladas en este artículo se regirá por las disposiciones generales de esta Ley.”

Ahora, para ahondar sobre teletrabajo, hay que decir que como parte del decreto del DOF, se adiciona también el Capítulo XII BIS, que nos dice en el primer párrafo de su inciso A que:

“El teletrabajo es una forma de organización laboral subordinada que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento o establecimientos del patrón, por lo que no se requiere la presencia física de la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo, en el centro de trabajo, utilizando primordialmente las tecnologías de la información y comunicación, para el contacto y mando entre la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo y el patrón.”

Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el teletrabajo

En el tercer párrafo continúa diciendo sobre las TICs que: “Para efectos de la modalidad de teletrabajo, se entenderá por tecnologías de la información y la comunicación, al conjunto de servicios, infraestructura, redes, software, aplicaciones informáticas y dispositivos que tienen como propósito facilitar las tareas y funciones en los centros de trabajo, así como las que se necesitan para la gestión y transformación de la información, en particular los componentes tecnológicos que permiten crear, modificar, almacenar, proteger y recuperar esa información.”

Por su parte, también se nos dice sobre quienes laboren bajo esta nueva modalidad que “La persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo será quien preste sus servicios personal, remunerado y subordinado en lugar distinto a las instalaciones de la empresa o fuente de trabajo del patrón y utilice las tecnologías de la información y la comunicación.”

Aquí vemos una sutil pero importante diferenciación entre home office y teletrabajo: dado que este se amplia a otros lugares que no necesariamente son el domicilio del empleado “teletrabajador”.

Claro está que, hasta que no se levante de manera oficial el confinamiento en casa y las restricciones propias de la cuarentena, el porcentaje mayoritario de los trabajadores a distancia lo harán desde casa.

Continuando la lectura del decreto, que estipula su entrada en vigor al día siguiente de su publicación, es decir, el 12 de enero de 2021, encontramos el resto de los incisos, de los cuales aquí ofrecemos un breve resumen.

Artículo 330-B

Las condiciones de trabajo bajo esta nueva modalidad constarán por escrito en un contrato del que ambas partes (patrón y persona trabajadora) conservarán un ejemplar.

Artículo 330-C

Deberá crearse un capítulo de teletrabajo en el Contrato Colectivo de Trabajo y otorgarse una copia de estos contratos de forma gratuita a las personas que laboren bajo esta modalidad.

Artículo 330-D

En caso de que la empresa contratante no cuente con un Contrato Colectivo, deberá integrar dicha modalidad en el Reglamento Interior de Trabajo.

Artículo 330-E

Sobre las obligaciones especiales de los patrones que contraten bajo modalidad de teletrabajo están:

  • Proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de todo el equipo necesario para el teletrabajo
  • Pagar los salarios en los tiempo y formas estipuladas
  • Asumir los costos derivados del teletrabajo
  • Registrar los insumos entregados a las personas que se desempeñarán en modalidad de teletrabajo
  • Implementar mecanismos para preservar la seguridad de la información y los datos utilizados por las personas en modalidad de teletrabajo
  • Respetar el derecho a la desconexión al término de la jornada laboral
  • Inscribir a las personas contratados bajo modalidad teletrabajo al régimen obligatorio de la seguridad social; y
  • Dar capacitación y asesoría para garantizar la adaptación, aprendizaje y buen uso de las TICs por parte de los teletrabajadores, en especial a aquellas que cambien de modalidad presencial a teletrabajo

Artículo 330-F

Por su parte, las personas trabajadoras bajo modalidad de teletrabajo tienen las siguientes obligaciones especiales:

  • Cuidar y conservar el equipo entregado por el patrón
  • Informar a tiempo sobre los costos de los servicios para desempeñar su trabajo
  • Acatar las disposiciones en materia de seguridad y salud establecidas por el patrón
  • Atender los mecanismos y sistemas operativos para la supervisión de sus actividades; y
  • Respetar las políticas y mecanismos de protección de datos durante sus actividades, así como las restricciones sobre su uso y almacenamiento.

Artículo 330-G

El cambio de modalidad presencial a teletrabajo deberá ser voluntario y podrá ser reversible.

Artículo 330-H

El patrón debe promover el equilibrio de la relación laboral de las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo, con igualdad de trato y condiciones que ampara el artículo 2o. de la presente Ley a los trabajadores presenciales.

Artículo 330-I

Los mecanismos y sistemas operativos para supervisar al teletrabajador no pueden violar su intimidad.

Artículo 330-J

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) establecerá las condiciones especiales de seguridad y salud para los trabajos desarrollados en modo teletrabajo.

Artículo 330-K

Los inspectores del trabajo tienen las atribuciones y deberes especiales siguientes:

  • Comprobar que los patrones lleven registro de los insumos entregados a las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo
  • Vigilar que los salarios no sean inferiores a los que se paguen en la empresa al trabajador presencial con funciones iguales o similares; y
  • Constatar el cumplimiento de las obligaciones especiales

A grandes rasgos, esa es la nueva reforma a la Ley Federal del Trabajo en materia de teletrabajo.

Como podrás ver, tanto patrones como empleados adquieren algunas obligaciones especiales, y lo más importante bajo el contexto que impulsó esta modalidad de trabajo –y por consiguiente su regulación– no quedó de lado: la salud tanto mental y física del colaborador, que cada día más que pasamos en pandemia revela su importancia en todos los equipos de trabajo del orbe.

Esto va muy en sintonía con la Norma Oficial Mexicana 035 que entró en vigor en su totalidad recién el 23 de octubre del 2020, que justamente atiende las dimensiones de la salud mental y pretende paliar los efectos adversos del estrés laboral en trabajadores en incluso en sus familias, al procurarles precisamente un mayor equilibrio vida-trabajo.

Hablamos de la NOM-035 que, como Norma Oficial Mexicana, es de carácter obligatorio a todas las empresas sin excepción, lo cual incluye a tu organización si está en territorio mexicano.

Si en tu organización no han avanzado aún en el cumplimiento de esta Norma, debajo te dejamos el Kit de cumplimiento de la NOM-035, con más de 10 recursos para ayudarte en este tema (incluso, tiene una plantilla para tu política de prevención de riesgos psicosociales, lista para llenarla con los datos de tu organización y ayudarte en el cumplimiento de la guía IV).

Haz clic abajo y será todo tuyo, ¡completamente gratis!

Kit-cumplimiento-NOM-035