Skip to content
nom-035-era-covid
Compartir

La pandemia por coronavirus ha venido a trastocar nuestra cotidianidad con los muchos cambios que ha provocado en lo que, hasta hace principios de año, era lo que sin más llamábamos “normalidad”, siendo un parteaguas entre su “vieja” faceta y la “nueva”.

No obstante, hay cosas que no cambian, por ejemplo, la fecha de cumplimiento para la NOM-035, que sigue siendo el 23 de octubre de 2020.

Con poco tiempo para realizar las evaluaciones correspondientes de cara a la entrada en vigor de la segunda fase de dicha Norma, y con retos importantes como que nuestros trabajadores estén en casa y no en el centro de trabajo, por mencionar un ejemplo, nos dimos a la tarea de responder cinco dudas puntuales que muchos de nuestros prospectos tenían antes de ayudarlos con este cumplimiento normativo. Esperamos que te sean de ayuda.

NOM-035 y COVID-19: cambios a considerar

1.- ¿Hay algún riesgo psicosocial relacionado con salud física que se haya agravado con la COVID-19?

Sí, y de hecho la Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018 es una herramienta que nos ayuda a evaluar dichos riesgos psicosociales percibidos por los colaboradores de los centros de trabajo, específicamente en la categoría “ambiente de trabajo” de las guías de referencia II y III (cuestionarios de evaluación dentro de la NOM-035), donde se evalúan las condiciones peligrosas e inseguras, deficientes e insalubres y los trabajos peligrosos, factores todos que en el contexto actual de SARS-CoV-2 (COVID-19) cobran mayor relevancia y que debemos tener evaluados al momento de realizar planes de trabajo frente a la contingencia sanitaria.

Cabe mencionar que la norma también nos ayuda a evaluar por medio de la guía de referencia I (cuestionario de evaluación dentro de la Norma) a los colaboradores que han sufrido o presenciado algún Acontecimiento Traumático Severo (ATS), los cuales se caracterizan por ser hechos que pudieron poner en riesgo la vida o salud de los colaboradores; en este cuestionario se valoran principalmente las repercusiones que las personas han tenido durante el último mes y dependiendo del cumplimiento de ciertos criterios el resultado nos indica si la persona necesita ser canalizada para atención clínica.

2.- ¿Qué prácticas laborales tendrán que modificarse en el espacio de trabajo?

Desde hoy la realización de las actividades laborales deberá considerar el semáforo sanitario que las autoridades de salud pública emiten de manera periódica para considerar las actividades económicas que podrán reactivarse con relación a los niveles de alerta sanitaria; se debe considerar que dicho semáforo cuenta con cuatro niveles en los que el nivel máximo y el nivel alto sólo permiten la reactivación de las actividades laborales esenciales, esto con actividad reducida y teniendo especial cuidado con aquellas personas vulnerables por su condición de salud.

Es de resaltar que, para el correcto retorno a las actividades laborales, los centros de trabajo deberán seguir las indicaciones que las autoridades competentes emitan por los canales oficiales (especialmente el Diario Oficial de la Federación) y elaborar un plan para el retorno al trabajo en el que se contemplen las fechas en las que las actividades se estarían retomando (siempre anteponiendo el bienestar de los colaboradores), así como la formación y capacitación necesaria para afrontar el nuevo contexto sanitario dentro del centro de trabajo, el establecimiento de medidas de prevención de brotes en la empresa, políticas temporales para evitar posibles contagios dentro del centro de trabajo y la vigilancia y supervisión constante de la salud de los colaboradores.

3.- ¿Qué industrias tendrán más dificultad para cumplir con la Norma?

Esta Norma está diseñada para que cualquier centro de trabajo, independientemente de su industria, pueda realizar la evaluación de los Factores de Riesgo Psicosocial (FRP) de sus colaboradores; sin embargo, es importante considerar que, en aquellos centros de trabajo con población mayormente operativa, cuya ejecución de actividades es mayormente física, los riesgos de contagio son mayores dada su naturaleza presencial, por tanto, las medidas de promoción de la sana distancia deberán ser aplicadas, aunque sea de manera temporal y hasta nuevo aviso, siempre prestando atención a las disposiciones oficiales.

Además, los trabajadores de estos centros podrían llegar a tener algún inconveniente al momento de comprender las preguntas de los cuestionarios o el contenido de la política de prevención de riesgos psicosociales, por lo que es necesario contar con una persona que pueda apoyar a los colaboradores que presenten dudas para que los mismos puedan participar de manera efectiva en la evaluación y prevención de los FRP.

Por otra parte, en aquellos centros de trabajo cuyos procesos involucren la interacción de un número importante de colaboradores y, sobre todo, la atención de un alto volumen de personas ajenas a la operación del centro (como clientes o proveedores), es probable que se tengan que implementar medidas más estrictas para salvaguardar la salud de los trabajadores y usuarios en general de los servicios de dicho centro de trabajo, en la inteligencia de que la coordinación con estos usuarios no depende únicamente del centro de trabajo, por lo que en este contexto nuevamente la evaluación de los FRP enfocada a las condiciones en el ambiente de trabajo, así como las condiciones de seguridad e higiene, cobran mayor relevancia por su potencial aportación al diseño de los planes para el retorno al trabajo.

4.- ¿Hay nuevos apartados o consideraciones especiales en la NOM-035 a raíz de la COVID-19?

El Diario Oficial de la Federación no ha emitido modificación alguna a la Norma con motivo de la contingencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus; con todo, es importante tomar en cuenta el marco normativo de seguridad y salud en el trabajo que se tiene actualmente, además de las recomendaciones que han emitido recientemente tanto la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) como la Secretaría de Salud (SSA) en materia de seguridad y salud en el trabajo.

5.- ¿Cuál es la normatividad aplicable respecto a la Norma y la vuelta a los centros de trabajo?

Consideramos ampliamente recomendable la consulta de la Guía de acción para los centros de trabajo ante el COVID-19, emitida el 24 de abril por la STPS en coordinación con la SSA.

La normatividad que recomendamos considerar en el marco de la contingencia por el nuevo coronavirus, abarca desde la NOM-035-STPS-2018, sobre Factores de Riesgo Psicosocial en el trabajo – Identificación, análisis y prevención, hasta la Ley Federal del Trabajo en su artículo 132, fracción XVI sobre las obligaciones de los patrones para que las instalaciones de los centros de trabajo cuenten con condiciones favorables en materia de seguridad, salud y medio ambiente en el trabajo, a efecto de prevenir accidentes y enfermedades laborales; igualmente el artículo 134 de la misma Ley, que establece las obligaciones de los trabajadores en materia de seguridad y salud.

También aconsejamos revisar a detalle el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo, así como la NOM-019-STPS-2011 sobre la Constitución, integración, organización y funcionamiento de las comisiones de seguridad e higiene, la NOM-030-STPS-2009 sobre servicios preventivos de seguridad y salud en el trabajo, mismas que establecen el marco de actuación en cuanto a medidas de prevención y organización en favor de la salud entre empleadores y trabajadores en los centros de trabajo, además claro de estar atentos a las disposiciones comunicadas en los medios oficiales.

Para comenzar con el pie derecho la implementación de esta Norma en el contexto actual, debes cumplir con la guía de referencia IV, para lo que te recomendamos descargar nuestra Plantilla de política de prevención de riesgos psicosociales. Con ella, estarás un paso más cerca de cumplir con la primera fase de la NOM-035 y evitar multas; más importante aun, cuidarás de tu talento en estos momentos en el que nos necesitamos bien todos.

Haz clic abajo y en breve recibirás esta plantilla personalizable directo a tu correo para cumplir con la política de prevención de riesgos psicosociales o guía de referencia IV.

Recomendado para ti

Plantilla para guía IV de la NOM-035
Brivé podcast